Seguidores

martes, 22 de septiembre de 2009

Hola a todas

Si ya he vuelto, ya ha pasado todo. Que deciros de la boda, pues que eran los novios mas guapos del mundo, que la madrina también (soy modesta por naturaleza, jeje), y sobre todo que tanto mi hijo como Mercè nos sorprendieron a todos con ese espectáculo que hicieron durante la cena, por que fue un espectáculo lo que hicieron con bailes, regalos, lecturas dedicadas uno al otro, en fin que podía estar un buen rato contándoos cosas y no quiero cansaros. No está bien que yo lo diga pero ha sido la mejor boda que he ido en mi vida y he ido a muchas, totalmente preparada por ellos y con muchas sorpresas para todos. Para que os hagáis una idea la cena empezó sobre las 10 de la noche y estábamos tomando café a las 2 de la madrugada y no es que estuviéramos todo el rato cenando sin parar, es que faltaba tiempo para que no nos sorprendieran con algo. Hubo regalos para casi todo el mundo, abuelas, padres (nos regalaron tanto a nosotros como a los de Mercè un fin de semana en un Balneario, para relajarnos, que guay, y una foto de ellos que me encanta) y tantas cosas...
Fotos, pues la verdad es que no se cual poner porque hay tantas... pero prometo hacer una selección de todas aunque sea dentro de un mes y poneros alguna, estas son para que vayais cogiendo gusto.

Con mi hijo a la salida del hotel, camino de la iglesia

La novia y el padrino a la entrada a la iglesia


En la ceremonia

Con Ramón a la salida de la iglesia.

En uno de los regalos que se intercambiaron

Y como no podía ser de otra forma le prepararon un duo a Mercè entre mi hijo cantando y tocando la guitarra y Ramón con el djembé con una canción de Jarabe de Palo que nos emocionó a todos.
Ah se me olvidaba casi lo mas importante, Ferrán parecía un príncipe y se portó como tal, no nos enteramos de que había un niño tan chiquitín en la boda.


Al día siguiente comimos todos en casa de mis ya consuegros y por la noche Ramón y yo nos fuimos a Alcocéber a pasar unos días de descanso. Han sido geniales la pena el tiempo que no nos ha acompañado, y aprovechando el viaje excursión a Vinaroz a conocer a Lydia (del blog Tailes) y a su preciosa hija pequeña Neus, y como últimamente me pasa, la máquina se quedó en casita, por lo que no puedo enseñaros foto y después pensàbamos visitar a Mari, pero empezó a llover y nos volvimos a Alcocéber. Hemos visitado Oropesa, Marina D'Or, Benicarló, Peñíscola y sus desfiles de moros y cristianos...
Ahora vuelta a casa, lavadoras, planchas, compras, etc. y el día 30 se terminan las vacaciones y a trabajar como una campeona.
Publicar un comentario en la entrada