Seguidores

viernes, 10 de abril de 2009

NUESTRO GOZO EN UN POZO

Por culpa de la lluvia no hemos tenido procesiones, esta mañana a mitad de camino se ha suspendido y han metido los pasos en unas bajeras, para que no se estropearan las imágenes, nosotros calados hasta los huesos. El resto del día aún con amenaza de lluvia se ha pasado sin llover y cuando habían salido varios pasos ha empezado a llover con fuerza por lo que los han vuelto y el resto no hemos salido. Como la iglesia está a unos 3 km. de casa, hemos llegado con los trajes y las capas mojados y manchados por lo que tengo buena colada para que el domingo estén dispuestos para salir en la procesión de Jesús resucitado. Espero que la lluvia no nos vuelva a fastidiar.
Publicar un comentario en la entrada