Seguidores

viernes, 19 de agosto de 2011

Una pesadilla

Eso es lo que hemos vivido en los últimos días ya que después de estar una semana ingresada en el hospital, mi hija ha perdido al bebé que esperaba. Cuando ingresó ya nos dijeron que era muy complicado salvarlo, pero que se intentaría estando en reposo total. No ha podido ser y ayer después de provocarle el aborto la mandaron para casa, físicamente se encuentra bien pero su estado de ánimo no está en su mejor momento, así que intentaremos distraerla para que se recupere cuanto antes.
Publicar un comentario